Desde 1884 contigo

A mediados del siglo XIX San Sebastián era una ciudad amurallada. En 1863, tras una intensa batalla, se derrumba la muralla permitiendo la ampliación de la ciudad. Gracias a esta decisión se inician los trabajo de ensanche de la ciudad dando lugar a los nuevos barrios que junto con la parte vieja conformarán la zona turística de la ciudad.

En 1884 el farmacéutico Don Francisco Minteguiaga, hijo del famoso boticario de la zona histórica, decide establecerse en la calle Loiola muy cerca de lo que será la nueva catedral de la ciudad.

En 1917 se traspasa la farmacia a Don Miguel Zatarain. Para adecuarla a la estética de la época, Zatarain contrata los servicios de ebanisteria y diseño de la fábrica de muebles de Florentino Loidi.

Años más tarde, en 1958, la hija del ebanista que reformó la farmacia, Doña Ángela Loidi Bizkarrondo, pasa a ser la titular de esta farmacia. Se trasladó desde Pasajes San Juan, donde ejercía hasta entonces. Primeramente, obtuvo el permiso para abrir una farmacia en amara, pero tras el derrumbe del edificio, inició una nueva búsqueda y acabó en la farmacia que precisamente había reformado su padre. En 1972 se acometé la reforma total del edificio y con ella Ángela encarga los muebles más punteros de Alemania. En 2019, con la intención de adecuar el interior al modelo de consumo de hoy en día, se realiza la reforma interior de la farmacia otorgándole el aspecto que tiene hoy en día

Desde 1993, Doña Elena Navarro Loidi, hija de Ángela Loidi, lidera la farmacia. Desde 2018 su nieta Dra Marta Pastor Navarro apoya a su madre y junto con su equipo de profesionales siguen ofreciendo el servicio de calidad que siempre ha distinguido a esta farmacia.

Tres generaciones, un objetivo: la salud y bienestar de las personas.