Comprende los productos que no siendo medicamentos mejoran la salud, se consumen, aplican o utilizan por el ser humano y que se ponen a disposición de los usuarios según las reglamentaciones técnico sanitarias especificas.

Entre los productos de parafarmacia están los productos sanitarios, biocidas, dermofarmacia, alimentación y dietoterápicos.