Llevamos desde 1884 contigo.

Hasta mediados del siglo XIX, San Sebastián había estado fortificada. En 1863, y tras un intenso debate, se procede a derribar las murallas, que limitaban el desarrollo de la ciudad. Gracias a esta decisión San Sebastián se convirtió en un valorado centro turístico.

Aprovechando el auge del ensanche Donostiarra, el farmacéutico D. Francisco Minteguiaga, hijo de un prestigioso farmacéutico del casco viejo, decide en 1884 instalarse en las inmediaciones de la que va a ser la nueva catedral de la ciudad. Ahí desarrollará su labor de elaboración y venta de apreciadas pócimas hasta su fallecimiento en 1917, fecha en la cual D. José Miguel Zatarain toma el relevo y adecúa el local a la nueva estética y necesidades de la época, encargando su reforma a la fábrica de muebles D. Florentino Loidi, S.L..

Doña. Ángela Loidi, hija de este último y boticaria en Pasajes de San Juan, se trasladará en 1958 a esta farmacia que continuará con el encanto de primeros de siglo hasta el derribo de la casa. En 1972 reabre el local con las últimas novedades sanitarias y tecnológicas traídas desde Alemania, de la feria más puntera del momento.

Hoy en día su hija Doña Elena Navarro Loidi es la continuadora de su labor al frente de la farmacia.